Existen casos donde debieron realizar el ascenso al avión en forma manual, ayudado por personal del aeropuerto y familiares, ‘cargando’ al pasajero en silla de rueda entre varias personas.

La iniciativa no promueve su colocación sino que pretende legislar sobre una modalidad que ya existe y se utilizan para proteger las propiedades.